Un primero de octubre de 1885 se funda el Club Alemán de Puerto Varas. Eran tiempos muy difíciles, los primeros colonos habían llegado a la zona en el año 1852, y desde entonces habían tenido que luchar contra un territorio lluvioso y selvático el cual poco a poco se fue convirtiendo en un floreciente paisaje cultural.


Por la correspondencia existente de esa época se sabe lo extraordinariamente difícil que fueron esos años y quizás uno de los motivos que tuvieron esos visionarios colonos fue precisamente el ver de qué manera podían hacer un poco más fácil la hazaña que comenzaban a emprender en este lugar de la nueva patria. Sabemos que la gente asentada en los campos alrededor del lago Llanquihue vivían muy alejados unos de otros, al no existir caminos, sólo en bote o con el vapor se podía llegar a Puerto Varas.

Las huellas que fueron poco a poco creándose, debido a las constantes lluvias eran intransitables, obligándolos a permanecer por mucho tiempo donde habían levantado sus hogares. Es por esta razón que deciden fundar el Club Alemán de Puerto Varas, que tenía como fin principal, ser un lugar de encuentro. Para la lectura, entretención y amena convivencia.

Hoy en día el club está totalmente remozado, incluyendo ascensor, con nuevos y exclusivos comedores con una capacidad total de aproximadamente 400 personas y en el cual se desarrollan diferentes actividades como matrimonios, cumpleaños, seminarios, etc.